Qué tener en cuenta al diseñar una etiqueta

etiquetadora para alimentos

Qué tener en cuenta al diseñar una etiqueta

Es obvio que todo artículo de alimentación necesita una marca y etiquetado para comercializarse. La etiqueta, además de aportar información, refuerza y consolida la personalidad del producto. Una etiquetadora para alimentos ayuda a poner en valor la calidad del contenido. Es importante que el diseño de las etiquetas responda a una estética adecuada. Vamos a profundizar algo más en el tema.

La etiqueta debe incorporar información veraz, eficaz y suficiente para que el cliente esté al corriente de sus características esenciales. Este es uno de los requisitos de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios. La etiqueta como herramienta de marketing tiene la facultad de atraer al cliente y animarle a comprar un producto por encima de los demás. Muchas veces, determinado envase, gracias a una etiqueta bien diseñada, provoca lo que se denomina “compra por impulso”. Se trata de productos que el cliente no tenía en su lista de la compra pero que acaba por adquirir tras sentir una necesidad en cierto modo irracional.  

En cuanto a diseño no hay nada escrito

A la hora de diseñar la etiqueta, está claro que cualquier persona sabe reconocer un diseño llamativo y atractivo al verlo. De todos modos, desde SATO te recordamos que hay una serie de elementos básicos que no pueden faltar:

  • un tamaño acorde a las dimensiones del envase.
  • un color que encaje con el del envase y con la tonalidad del propio producto.
  • tener en cuenta las tramas o texturas de fondo. Se utilizarán si están justificadas y refuerzan el valor de marca.
  • el logotipo se incorporará en la zona más visible de la etiqueta.
  • en cuanto a la tipografía, se recomienda no escoger fuentes estándar como Times New Roman o Arial. A ser posible, se optará por una fuente nueva y diferente que no dificulte su lectura.
  • el nombre de la marca y del producto han de ser legibles.
  • para los productos congelados o refrigerados se debe optar por materiales resistentes al agua.
  • el acabado puede ser mate o brillo.

Por último, recuerda que los productos de alimentación están obligados por ley a proporcionar a los consumidores determinada información en las etiquetas. Es obligatorio indicar los ingredientes en orden descendente, es decir, de mayor a menor cantidad. También deben indicarse aditivos, edulcorantes, aromas, gases, alérgenos, etc. Hay que incorporar además información de contacto, un número de atención al consumidor, un sitio web y una dirección física.

No Comments

Post A Comment