Normativa sobre el etiquetado del aceite de oliva

etiquetadora para alimentos

Normativa sobre el etiquetado del aceite de oliva

Aunque aún se dejen ver en algunos establecimientos de hostelería y restauración, los envases rellenables de aceite de oliva están prohibidos en España desde 2014. Todo aceite que se sirva en estos locales ha de estar envasado oficial e individualmente y nunca en aceiteras sin marca comercial. Convenientemente marcado gracias a una etiquetadora para alimentos de calidad.

La entrada en vigor de la norma en nuestro país, hace ahora cuatro años, respondía a una histórica demanda del sector oleícola. Los productores llevaban años reclamando que el aceite que se distribuyese se presentara en envases debidamente etiquetados, con un sistema de apertura de un solo uso y con un sistema de protección para impedir su rellenado una vez agotado el contenido original.

El principal objetivo de la norma era reforzar la calidad y la autenticidad de los aceites puestos a disposición del consumidor. También mejorar la imagen del producto, en particular de las DOPs e IGPs y de las marcas productoras consolidadas en el mercado nacional e internacional. También informar mejor a los consumidores acerca de las características del aceite que se pone a su disposición. Información que se puede imprimir con los dispositivos de SATO.

Qué se incluye en la etiqueta

 

Categoría del producto

Hay que indicar si es aceite de oliva virgen extra (AOVE), aceite de oliva virgen, aceite de oliva o aceite de orujo de oliva. Lógicamente, este último es el de peor calidad. Contiene exclusivamente aceites procedentes del tratamiento del producto obtenido tras la extracción del aceite de oliva y de aceites obtenidos directamente de aceitunas.

Capacidad del envase y sistema de apertura

Se pueden usar envases de cinco litros como máximo. Siempre con un sistema de apertura que pierda su integridad tras el primer uso para que no se pueda rellenar.

Designación del origen

Solo en el caso del aceite de oliva virgen y del virgen extra. En el resto, no puede aparecer ninguna indicación de este tipo. Si el producto resulta de la mezcla de aceites de oliva originarios de más de un Estado miembro o de un tercer país de fuera de la UE hay que hacerlo constar en la etiqueta. También si se trata de una denominación de origen protegida (DOP) o de una indicación geográfica protegida (IGP).

No Comments

Post A Comment