El etiquetado de los alérgenos

El etiquetado de los alérgenos

Uno de los productos más destacados de nuestro catálogo es la etiquetadora para alimentos. Destacado por lo importante que es para muchas personas saber qué contienen exactamente los productos que compran en el supermercado para evitar reacciones alérgicas. ¿Qué normativa regula a día de hoy el etiquetado de los alérgenos? ¿A qué están obligadas las marcas en este sentido?


El Real Decreto 2220/2004 y la Directiva 2006/142, a nivel europeo, establecen la obligatoriedad de que todos los alimentos puestos a disposición del consumidor informen de la posible presencia de una serie de ingredientes en su composición. En concreto, son los siguientes:

  • Cereales que contengan gluten y productos derivados.
  • Crustáceos y productos a base de crustáceos.
  • Huevos y productos a base de huevo.
  • Pescado y productos a base de pescado.
  • Cacahuetes y productos a base de cacahuete.
  • Soja y productos a base de soja.
  • Leche y sus derivados (incluida la lactosa).
  • Frutos de cáscara (almendras, avellanas, nueces, anacardos, pacanas, castañas de Pará, pistachos, nueces de macadamia y, nueces de Australia, y productos derivados).
  • Apio y productos derivados.
  • Mostaza y productos derivados.
  • Granos de sésamo y productos a base de granos de sésamo.
  • Anhídrido sulfuroso y sulfitos en concentraciones superiores a 10mg/kg ó 10 mg/l expresado como SO2.
  • Altramuces.
  • Moluscos o productos a base de moluscos.

La norma dice también que cualquier ingrediente que se utilice en la producción de un producto y que siga presente en el producto acabado, aunque sea modificado, ha de hacerse constar también en la etiqueta con una referencia clara a su nombre. En SATO recordamos que a lo que no está obligada la industria alimentaria es a declarar en su etiquetado la posible presencia de otros alimentos como legumbres, verduras y frutas, aunque estos contengan alérgenos de alta prevalencia. De hecho, los expertos advierten de que todas las proteínas pueden ser alérgenos en potencia. Por eso, muchas organizaciones como la Asociación Española de Personas con Alergia a Alimentos y Látex (AEPNAA) demandan un cambio en la normativa. De hecho, la última “Encuesta global al consumidor alérgico en España” revelaba que en torno a un 40% de las personas alérgicas no quedan protegidas por la normativa vigente.

Por su parte, la directiva 2003/89 permite que no sea obligatoria la enumeración de ingredientes compuestos como las mezclas de especias y de plantas aromáticas si estas constituyen menos del 2% del producto total. Tampoco los que no contengan alguno de los 14 alérgenos de declaración obligatoria que acabamos de citar más arriba.

No Comments

Post A Comment