El etiquetado de los alimentos para mascotas

maquinas de etiquetado

El etiquetado de los alimentos para mascotas

Quienes tienen mascotas saben lo importante que es darles alimentos de calidad. Las etiquetas nutricionales de los alimentos para perros y gatos ayudan al consumidor a comparar y a conocer la composición de los productos que va a comprar. Por eso, como líderes en la venta de máquinas de etiquetado vamos a ver en las siguientes líneas algunas cuestiones al respecto.

Cualquier alimento para animales de compañía en el que leamos “completo y equilibrado” ha de satisfacer todas sus necesidades nutricionales. Por eso hay que saber leer la etiqueta. Lo primero en lo que hay que fijarse cuando se coge un saco de comida es la etapa para la que esta alimentación está indicada. En el caso de los perros y gatos, suelen aparecer nombrada de la siguiente manera: puppy o cachorro, adulto y senior.

Máquinas de etiquetado para especificar la composición

Como en el caso de la comida para personas, la de mascotas debe enumerar todos los ingredientes que contiene ordenados por peso, de mayor a menor. Algo que ya vimos en post anteriores de SATO. Al leer la etiqueta hay que tener en cuenta que la carne está compuesta más o menos de un 75% agua. En el caso de las harinas de carne, la mayor parte del agua y la grasa desaparecen en la cocción. Por eso, la proporción que aparece en la etiqueta corresponde en su totalidad a la de la proteína animal.

En cuanto a los aditivos, hay básicamente tres tipos:

  • Aditivos nutricionales: sustancias que se añaden a los alimentos con finalidades conservantes y antioxidantes. Pueden ser químicos o naturales. Los últimos hacen que los alimentos se mantengan frescos.
  • Aditivos tecnológicos: sustancias que se añaden a las materias primas. Pueden ser saborizantes y aromatizantes, aglomerantes, antioxidantes, conservantes o colorantes.
  • Aditivos organolépticos: estos se refieren a los sentidos. La luteína por ejemplo está relacionada con la vitamina A y se usa sobre todo para prevenir enfermedades de los ojos.

A la hora de elegir la alimentación para un perro o gato, al menos el 10% de cada una de sus raciones diarias debe ser proteína y el 5,5% debe ser grasa. Por lo general, los alimentos para animales de compañía contienen cantidades más altas de estos componentes. Hay que comprobar además la ración diaria recomendada por cada fabricante para saber qué cantidad de comida hay que suministrarle al animal.

No Comments

Post A Comment