Consejos para leer las etiquetas nutricionales

etiquetadora para alimentos

Consejos para leer las etiquetas nutricionales

Además de suministrarte una etiquetadora para alimentos queremos que estés al tanto de todas las novedades legislativas que puedan producirse en este sentido. En el caso de este post, vamos a repasar una serie de consejos a tener en cuenta a la hora de leer las etiquetas nutricionales.

Lo cierto es que algunos aspectos de la legislación alimentaria no vienen muy especificados en el etiquetado. Nos referimos a la información sobre el origen, el método de producción o los ingredientes que contiene cada producto. Uno de los ingredientes cuya composición siempre ha estado poco clara es el aceite. Hace tiempo, cuando leíamos en la etiqueta “aceite vegetal” no podíamos obtener información certera acerca de la procedencia exacta. Es decir, no se nos indicaba la especie vegetal concreta que se usaba para para fabricación del aceite. A día de hoy esto ya no se puede ocultar. En SATO te recordamos que la ley actual en lo referente al etiquetado de los productos alimentarios prohíbe la mención genérica de “aceite vegetal”. Es decir, hay que aclarar el origen concreto. De todos modos, cuando leemos “con aceite de oliva”, lo más probable es que no sea virgen extra (AOVE). De la misma forma, un aceite de girasol no será “alto oleico” si la etiqueta nos indica simplemente que es “de girasol”.

En cuanto al origen de los productos, somos conscientes de que muchos consumidores buscan productos locales, de temporada y de calidad. Este es el tipo de consumidor que presta más atención a este apartado del etiquetado. En el caso del pescado, cuando encontramos la mención FAO y un código, seguramente proceda de un mar lejano. En caso contrario, leeremos en la etiqueta “Atlántico”, “Mediterráneo” o “procedencia local”.

En cuanto a los productos de origen cárnico, cuando no encontramos claramente especificado el lugar de procedencia, casi con toda seguridad se trata de un producto de procedencia lejana. Esto sucede también con frecuencia en el caso de frutas y verduras. De todos modos, que una hamburguesa o unas albóndigas preparadas sean de ternera no quiere decir que estén hechas con una carne magra extra. Hay que tener todas estas cosas en cuenta para hacer la compra de forma consciente y adquirir lo que realmente buscamos.

No Comments

Post A Comment