Al Capone y la fecha de caducidad de los alimentos

etiquetadora para alimentos

Al Capone y la fecha de caducidad de los alimentos

Si has leído con atención nuestras entradas anteriores sobre la etiquetadora para alimentos y el resto de nuestros productos, sabrás que forman parte destacada del mundo de la seguridad alimentaria. En el caso de este nuevo post nos vamos a ocupar de un apunte histórico que mucho tiene que ver con nuestra labor profesional: la relación entre Al Capone y la fecha de caducidad de los alimentos.

El que fuera cabecilla principal del crimen organizado en Chicago en las primeras décadas del siglo XX, basó su historia en la distribución ilegal de alcohol durante los años de la ley seca en EEUU. A pesar de la parte criminal de su perfil, Al Capone fue el primero que abrió cocinas económicas para las personas sin recursos durante la Gran Depresión. En ellas se servían de forma gratuíta tres comidas diarias y al poco tiempo todas las ciudades del país lo imitaron. Incluso Al Capone iba de vez en cuando a servir las comidas.

Por aquel entonces no existían controles sobre la producción y venta de leche. Tampoco leyes que regulasen la calidad ni los tratamientos de esterilización. Por supuesto, tampoco existían las fechas de caducidad, a día de hoy algo totalmente normal e imprescindible.

Se rumorea que un familiar cercano de Al Capone, al parecer un niño, cayó enfermo por consumir leche en mal estado. Esto hizo que el gánster se fijase en el negocio de su venta y distribución. Teniendo en cuenta que en poco tiempo iba a levantarse la prohibición de consumir alcohol, pensó que podía emplear la flota de camiones que le iban a sobrar en el negocio de la leche. Compró una planta procesadora llamada Meadowmoor Dairies y logró que el consejo de la ciudad aprobase una ley en la que se exigía que todas las botellas de leche llevasen la fecha de caducidad estampada, algo que hoy hace la industria con máquinas como las de SATO. Al mismo tiempo, Al Capone se había hecho también con el mercado de máquinas estampadoras de fechas de caducidad. Todo con la ayuda de su hermano Ralph Capone, conocido desde entonces como Bottles Capone. Desde ese momento, todas las botellas de leche comenzaron a llevar impresa la fecha de caducidad. Algo que, con el tiempo, se extendería a todos los productos perecederos.

No Comments

Post A Comment